11.9.12

Sueños de niña


Sigo soñando todas las noches con mis libros. Con las historias que los autores han creado para mí, para poder sumergirme en su mundo, perderme entre sus locas fantasías.
Desde pequeña me he transformado en una estudiante de Hogwarts, he conocido a mi príncipe azul como la cenicienta, he volado hacia país de Nunca Jamás, donde he vivido increíbles aventuras. Y también he soñado con que mi hada madrina apareciera, que fuera una sirena por un momento, o que pudiera volar en una alfombra mágica. Cosas que ahora me parecen tonterías pero que, cuando era pequeña, eran ilusiones. Incluso a veces, cuando quiero recordar mi infancia, mis mejores momentos, viajo en mi memoria y vuelvo a ser la niña que vivía en las nubes y en sus fantasías. Y no me arrepiento.
Ahora he crecido, y echo mucho de menos todos aquellos deseos. Incluso estoy un poco apenada por no haber recibido nunca mi carta para el colegio de magia, o porque Peter Pan nunca apareció en mi ventana y tampoco me sopló polvos de hadas para poder volar. Una pena. Habría sido fantástico.
Pero ¿sabes qué? no quiero perder nunca esa ilusión. Puede que mis sueños cambien, que mis padres me obliguen a crecer, y que tenga que asumir mis responsabilidades, pero nunca, repito, nunca voy a dejar que eso me convierta en alguien que no cree en los sueños imposibles, alguien cuyas fantasías nunca han sido más que meros pensamiento que ahora califican de estúpidos e infantiles.
Seguiré siendo, en mi interior, la niña que siempre esperó ser una bruja, ir al país de Nunca Jamás y utilizar zapatos de cristal.

4 comentarios:

  1. Oooh!! me ha encantadoo!!
    Es muy ciertoo yo me siento igual
    Un besoo!

    ResponderEliminar
  2. Tienes un premio en mi blog http://dificilresistirse.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!!! Es mi primer premio!!
      Un beso :)

      Eliminar

Si te ha gustado, ¡házmelo saber! Es toda una alegría para mí.